La Comunidad Valenciana ajusta el valor catastral para 2015

18/02/2015 - laprimera.es

Los valencianos pagarán menos impuestos en las comprobaciones de valores en la compra de inmuebles y aceptación de herencias gracias a una rebaja del 13 % en los coeficientes aplicables en el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, y Sucesiones y Donaciones.

Los nuevos coeficientes suponen que cuando un valenciano compre un inmueble en 2015 el coeficiente que se aplicará para calcular los valores a pagar se reducirá en un 13 %, lo que supondrá pagar menos impuestos, y lo mismo ocurrirá cuando se reciba una herencia o una donación (transmisiones ínter vivos).

Para el cálculo de los nuevos coeficientes se han tenido en cuenta unas 35.000 comprobaciones llevadas a cabo en toda la Comunitat Valenciana y la tendencia a la estabilización de los precios de la vivienda en el año 2015.

Los coeficientes se elaboran por la dirección general de Tributos y Juego en colaboración con la Gerencia Regional del Catastro de la Comunitat Valenciana.

Además, se suprimirá la presentación directa de las escrituras públicas por el contribuyente al aportar la documentación complementaria a la autoliquidación de estos impuestos.

Según ha explicado, en la Ley de Acompañamiento se ha previsto la posibilidad de que mediante una orden se pueda aplicar la no obligación de presentar escrituras en determinados supuestos y condiciones.

Se va a eliminar la obligación de presentar las escrituras en papel y hacerlo por vía telemática, como consecuencia del convenio suscrito con el Colegio de Notarios.

En todos los casos se trata, según ha dicho, de medidas que persiguen una administración "más eficaz, ágil y moderna, con una gestión más directa, y que ofrezca un mejor servicio a los ciudadanos".

El método de valoración mediante coeficientes aplicables al valor catastral se aplica únicamente en el caso de bienes inmuebles de naturaleza urbana, y no se aplica a los inmuebles rústicos ni en las valoraciones a efectos de otros impuestos distintos.

El Diario Oficial de la Generalitat Valencia de fecha nº 7454 de 30 de enero de 2015 ha aprobado los coeficientes a aplicar a efectos de Transmisiones, Sucesiones y Donaciones de determinado inmuebles a efectos del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, ITP.

Desde hace años, la inseguridad jurídica que se crea con los valores que la Generalitat Valenciana otorga a determinadas ventas y/o donaciones de inmuebles alarma a los contribuyentes. Un inmueble vendido por, supongamos, 200.000 euros es valorado por la Administración en 300.000 euros, sin saber los motivos.

Ello genera que el comprador deba pagar el 10% , por ITP de la diferencia entre el valor declarado y el comprobado.

La fórmula que propone la Administración es multiplicar el valor catastral que tiene el inmueble por un coeficiente que viene detallado en la mencionada Orden 1/2005.

 

¿Esos coeficientes se aplican a todos los inmuebles?

 A todos excepto: 

  • Aquellos que no tengan asignado valor catastral.
  • Solares y terrenos sin edificar o infraedificados ( construcción inferior al 30% de la superficie máxima permitida ).
  • Viviendas unifamiliares, garajes y trasteros.
  • Naves industriales.
  • Edificios en ruinas o con expediente de declaración de ruina incoado.
  • Los Bienes de Interés Cultural (BIC) o los Bienes de Relevancia Local (BRL) incluidos en el Inventario General del Patrimonio cultural Valenciano.
  • Declaraciones de obra nueva o división horizontal. 

Es decir, se aplican a las principales transmisiones: pisos y casas situados en las ciudades y pueblos de la Comunidad Valenciana.

 

¿Es obligatoria esa valoración?

NO. Pero sí es conveniente, pues de esa forma sabemos los valores que la Administración aplicará. En caso de disconformidad siempre existirá la vía de acceso a los Tribunales.

Si por curiosidad decides saber el nuevo valor catastral de tu inmueble aplikcable para 2015 , puedes hacerlo desde este enlace : valor catastral

 

Desincentivos fiscales y carga tributaria

Por otro lado y aplicable desde el 1 de enero de 2015 , por el lado del alquiler, tanto inquilinos como caseros perderán exenciones y deducciones, respectivamente; y en cuanto a la venta, los propietarios dejarán de gozar de reducciones por la plusvalía en las transacciones. Esta retirada de estímulos tributarios se suma a la supresión en 2013 de la desgravación por compra en nuevas adquisiciones. 

A partir de 2015, todos los propietarios que vendan un inmueble tendrán que tributar por la plusvalía (la diferencia entre el precio que pagó por el y el precio por el que lo transmite) sin que se pase el filtro de la corrección por inflación , pero desde 2015, esta actualización del valor del dinero desaparece, lo que se traducirá en un importante incremento tributario, especialmente para los que compraran su inmueble después de 1994.

Un ejemplo muy clarificador de este desincentivo fiscal lo tenemos en el siguiente ejemplo, si un contribuyente vendía en 2014 un inmueble por 160.000 euros que compró en 2001 por 132.000 euros no pagaba nada en el IRPF. Sin embargo si lo vende a partir de 2015 deberá pagar 6.040 euros.

Además, los propietarios de inmuebles adquiridos antes de 1995 que los transmitan tendrán una carga impositiva a partir de los 400.000 euros de ingresos por estas operaciones, después de que el Gobierno haya suprimido los coeficientes de abatimiento. El vendedor de uno o varios inmuebles se beneficiará sólo de los actuales coeficientes de abatimiento en cantidades hasta esos 400.000 euros, como si fuera un bonus.

Los que también perderán incentivos fiscales, y quizá sean los mayores damnificados, son los futuros inquilinos. Todos los arrendatarios que firmen un contrato de alquiler de vivienda a partir del 1 de enero de 2015 ya no tendrán derecho a la deducción estatal.

Por último, los propietarios que arrienden a jóvenes verán incrementada su factura fiscal por estos ingresos. Los arrendadores de menores de 35 años o de 30 años (según la fecha del contrato) dejarán de beneficiarse de la exención del 100% que ahora está en vigor. Estos caseros de jóvenes, equiparándose con el resto, pasarán a disfrutar de una exención del 60%.

 


Tags:   Febrero 2015    Economía    Sector inmobiliario   

Compartir: